Calle Costa Rica 8, 3º B, 28016 Madrid
606 132 376
91 457 04 75

Terapia psicoanalítica para adolescentes

terapia para adolescentes en Madrid
Terapia psicoanalítica para adolescentes

La adolescencia es un período difícil para muchos jóvenes. Sobre todo porque experimentan muchos cambios corporales y psicológicos y no todos los chicos lo gestionan bien. Por esto puede venir bien buscar terapia psicoanalítica para adolescentes en Madrid.

Muchos adolescentes son poco comunicativos. Aunque sea evidente que algo no va bien, el adolescente no habla de ello con sus padres.

Por eso, la terapia puede ser un espacio para hablar y pensar acerca de lo que le inquieta, sin la presión que supone hablar de lo que pasa en casa o la banalidad que supone hablar con amigos.

A continuación menciono algunos de los problemas de los chicos que que han llegado a mi consulta de terapia para adolescentes en Madrid:

Problemas que indican la necesidad de buscar terapia para adolescentes en Madrid

Nerviosismo y ansiedad

  • Se siente agobiado por los padres.
  • Se preocupa por todo.
  • Está muy inquieto y ansioso.
  • Tiene ataques de pánico y ansiedad.

Hiperactividad

  • Se muestra inquieto la mayor parte del tiempo.
  • No puede permanecer sentado.
  • Interrumpe cuando le hablan.
  • No tiene paciencia.
  • Abandona lo que empieza para empezar impulsivamente otra tarea.

Falta de atención

  • Tiene dificultad para concentrarse.
  • No escucha cuando se le habla.
  • Le cuesta organizar sus tareas.
  • Se le olvida donde dejó sus cosas.
  • Habla mucho en clase.
  • Es muy despistado.

Exigencia

  • Es muy perfeccionista.
  • Es muy exigente consigo misma.
  • Se preocupa mucho cuando baja el rendimiento escolar.
  • Teme decepcionar a los padres.
  • Se pone muy ansioso cuando tiene exámenes.

Rendimiento escolar

  • Tiene dificultad para concentrarse.
  • Tiene bajo rendimiento escolar.
  • No tiene interés por el colegio.
  • Se niega a ir al colegio.

Inseguridad

  • Está demasiado apegado a sus padres.
  • Tiene inseguridad y no es capaz de tomar decisiones por sí mismo.
  • Está muy preocupado por lo que piensan los demás.
  • Es excesivamente tímido.
  • Tiene baja autoestima
  • No tiene criterio propio.
  • Se aísla del entorno.
  • Tiene manías que no puede cambiar.

Agresividad

  • Se enfada y da malas contestaciones.
  • Tiene explosiones de ira.
  • Se autolesiona.

Cuestionamiento de normas

  • Tiene conductas que desquician a los padres
  • No cumple con las normas.
  • Miente compulsivamente.
  • Usa adictivamente las redes sociales.
  • Juega a videojuegos en exceso.

Aislamiento

  • Habla muy poco o no cuenta nada de lo que le pasa.
  • Se niega a salir con amigos.
  • No tiene amigos.
  • Casi no sale de su habitación.
  • No quiere salir de casa.

Depresión o tristeza

  • Se le ve deprimido y bajo de ánimo.
  • No tiene motivación.
  • Duerme demasiado o pasa horas tumbado frente a la tele.
  • No quiere hacer nada.

Problemas con la alimentación

  • Episodios de anorexia.
  • Episodios de bulimia.

Acoso

  • Le hacen bullying.
  • Le hacen ciberacoso.
  • Es marginado por sus compañeros.

Consumo de alcohol y drogas

  • Hace botellón con sus amigos.
  • Consume porros.
  • Fuma.

Presenta síntomas físicos difusos que no corresponden a ninguna enfermedad física

  • Dolor de cabeza.
  • Mareos.
  • Dolor de barriga.
  • Vómitos.