Psicólogo

Sin pretender hacer un relato autobiográfico debo referirme a ciertas experiencias vividas que entiendo me llevaron por el camino vocacional que una vez encontrado jamás he abandonado.

No existe una única forma de definir lo que es un psicólogo. Cada psicólogo o psicóloga explicará su quehacer desde su óptica personal, así que intentaré dar cuenta del mío desde mi propia perspectiva.

Conviví muy de cerca con el sufrimiento psicológico desde mi infancia. Cuando se es pequeño las vivencias de aquellos que te rodean dejan una profunda huella en ti, así que puedo decir que estas vivencias fueron el germen de una incesante búsqueda para entender el sufrimiento propio y el ajeno. Muchos de los eventos desafortunados que viví de pequeña parecieron pasar sin dejar rastro. Sin embargo, en la temprana adolescencia viví períodos de intensa turbulencia, que ahora sé, fueron el resurgimiento de situaciones que mi pequeña mente infantil no pudo elaborar correctamente.

Los adultos que me rodeaban me sugirieron acudir a un psicólogo al que fui con ese desinterés tan propio de la adolescencia. Aquella experiencia fue verdaderamente inútil. El psicólogo se dedicó a pasarme un sinfín de test. Eran sesiones angustiosas donde las tareas que debía realizar estaban acompañadas de un cronómetro que no hacía más que incrementar mi inquietud. Jamás se le ocurrió algo tan elemental como preguntarme qué me pasaba.  El último día me dio los resultados de su evaluación y auguró toda suerte de éxitos en mi vida. Dijo que tenía un enorme potencial que aún no había desarrollado pero que cuando lo hiciese todo marcharía bien. Si intento viajar hacia el pasado diría que probablemente me sentí desconcertada y poco comprendida. Es como si aquel psicólogo hubiese enunciado un acertijo sin darme ninguna herramienta para resolverlo.

Mi encuentro con la psicología se produjo al azar. Estudiaba en Concordia University, en Montreal, una carrera relacionada con lenguas extranjeras. Cada trimestre, cursaba las asignaturas obligatorias y otras de libre elección. En mi tercer trimestre, mientras examinaba la oferta de asignaturas libres, me encontré con “Introducción a la Psicología” y la escogí porque me habían hablado bien de ella. Desde el principio aquella asignatura se convirtió en la más apasionante de todas. Mis dudas vocacionales de pronto desaparecieron. No hubo elección alguna, en realidad la Psicología me había elegido a mí. Al siguiente trimestre me matriculé en la carrera de Psicología.

Desde mis inicios como estudiante de mi nueva carrera tuve un especial interés por el psicoanálisis. Debo confesar que en aquel momento no sabía de qué se trataba pero intuía su utilidad. Sabía, por mi lamentable experiencia con aquel psicólogo, que alguien que se detuviese a escuchar y a entender podría hacer mucho bien. Intuía también que mis experiencias infantiles me habían marcado hondamente.

Puedo decir ahora que un psicólogo es un profesional que atiende a personas con un sinfín de malestares psíquicos. Su buen quehacer dependerá de varios factores. Es indispensable que haya hecho un profundo trabajo de introspección. Si un psicólogo no ha reflexionado acerca de su vida, si no ha comprendido su mundo interno, sufrirá de ceguera tanto para mirar lo propio como lo ajeno. Es igualmente indispensable que tenga una formación sólida y amplia y que jamás deje de aprender de sus pacientes. La formación teórica, si bien fundamental, no puede ser utilizada para etiquetar. Los diagnósticos pueden llegar a ser rótulos que, una vez asignados, nos predisponen a prestar atención a ciertos fenómenos y a descartar automáticamente otros. Un buen psicólogo se debe despojar de la teoría para poder escuchar a esa persona singular y única que ha venido a consultarle.

Un niño inseguro. Cómo criar un hijo inseguro en 5 fáciles pasos

Niños inseguros. Cómo criar hijos inseguros en 5 fáciles pasos Esta guía presenta 5 fáciles pasos para hacer de su hijo …

Talibanes amenazados por una niña llamada Malala

Malala es una joven que de niña pedía se le dejase continuar yendo a la escuela.  La fuerza de su deseo era tal que continuó …

¿Abortar es igual a matar? Reflexiones de un psicólogo

No creo que las mujeres decidan abortar alegremente. No creo que ninguna mujer que se ha practicado un aborto salga de la …